Si somos un país excesivamente futbolero, lo es por obra y gracias del periodismo deportivo. O mejor dicho, de su decadencia en las últimas décadas.

Una comprobación, a mano: la tapa de Clarín del pasado domingo señalaba “El furor inesperado por los Juegos Olímpicos” y se asombraba de las multitudes que colmaban los Parques Olímpicos para ver a las y los jóvenes de todo el mundo que asombraban con sus destrezas y records.

Juntar 80.000 personas en diversos escenarios, como ha sucedido en alguno de los días de competencia en los Juegos, no debería sorprender a nuestra prensa. Desde siempre la Argentina, como tantas sociedades, diversificó sus entusiasmos y sus agrados. Ya sea por los viejos y queridos deportes como la natación o el atletismo o el básquetbol, como por los modernos Beach Handball o Futsal o ciclismo BMX.

No es cierto que seamos un país con una pelota de fútbol en la cabeza. En todos los sentidos. Los intentos por adormecernos con Mundiales o campeonatos diversos y que se multiplican al compás de la insaciable AFA, no pueden con una base social que resiste desde los clubes, los sindicatos y las organizaciones sociales que busca transformaciones y alteraciones que también apuntan al deporte.

Desde ya hay dos enemigos centrales: los empresariados más diversos, ávidos por lograr sociedades embobadas por el profesionalismo y el éxito, donde cada uno pague más por la mayor cantidad de objetos. Y el periodismo que apunta a la construcción de ídolos, a quienes destaca por sus ganancias y cuentas millonarias, y a un deporte que sólo se fije en los saltos comerciales.

Por supuesto, hay franjas de la sociedad que son ganadas por este esquema de pensamiento de codicia interminable. Y así nos va…

Y como todo, la prensa es expresión de ello.

Observe lo siguiente. Cada vez que un periodista entrevista al presidente de un club o no le hace ninguna pregunta sobre los veinte o treinta deportes que se practican en su institución o apenas toca el tema con alguna referencia al básquetbol. Decenas de presidentes de clubes son entrevistados en los medios argentinos y el deporte extra-fútbol no existe.

Ya hemos hablado de la ausencia de periodistas con formación multidisciplinaria, y el aburrimiento que genera escuchar las mismas voces todos los años desde las últimas épocas.

Con este panorama, la derecha dirigencial avanza rumbo al 22 de noviembre, fecha de la Asamblea de AFA, donde los representantes decidirán si obedecen al macrismo y su idea de convertir nuestros queridos clubes en Sociedades Anónimas o si desechan la idea de “mientras más oro tenés, más valés”.

Veremos cómo se comporta la prensa deportiva en esta batalla ideológica que será decisiva para el futuro deportivo.

Las miles de personas que hoy colman los escenarios olímpicos (pase libre y gratuito) o los que siguen los Juegos por la TV, son la expresión de una sociedad que reclaman más deporte y más deporte. Consciente o inconscientemente es también un reclamo político.

Somos ese país contradictorio, el que dividido en mitades, aprobó con su voto a un candidato que destruyó Fútbol para Todos en beneficio de las multinacionales, y el que aún mantiene en vigencia el artículo 77 de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que proclama la gratuidad de las transmisiones de acontecimientos deportivos relevantes.

COLUMNISTAS

Actualidad

Teijeiro: "Si salen a correr, no deben tener cruzamientos con otros corredores"

Por: Redacción

En las próximas horas el Gobierno anunciará las nuevas medidas de restricción social en el marco de la estrategia contra el coronavirus, y que tal como afirman los trascendidos, extenderá...

Hiper Show

Stranger Things, una de las series más exitosas de Netflix

Por: Redacción

En tiempos de cuarentena, Netflix ha sido uno de los grandes ganadores. Millones de personas encerradas en sus casas han tenido el tiempo suficiente para mirar y descubrir muchas más...

Actualidad

¿Qué puede pasar en EEUU luego de la ola de masivas protestas?

Por: Redacción

Luego de varios días de protestas en numerosas ciudades de Estados Unidos, hoy todo parece indicar que en principio ha comenzado a retornar la calma. Las movilizaciones se iniciaron en...

Actualidad

Este domingo en La Cornisa: ¿Hay un plan para el día después?

Por: Redacción

Este domingo 7 de junio a las 20:30 por La Nación +, La Cornisa planteará dos interrogantes: ¿Hay un plan para el día después? ¿Es legítimo insistir con la idea...

Crónicas + Desinformadas

Viejitos como Clint Eastwood

Por: Cicco

Si la expectativa de vida de uno se alarga, a pesar de la amenaza de pestes y acabóses planetarios, qué bueno sería de viejo ser como Clint Eastwood, que acaba...

Actualidad

Sabignoso: "La capacidad para responder a un eventual incremento de casos es muy ampl…

Por: Redacción

El progresivo y veloz crecimiento de la curva de contagiados de coronavirus en el país (con el mayor porcentaje en el AMBA) abre interrogantes sobre el sistema de salud local...

La Política

¿Nadie piensa en el día después?

Por: Luis Majul

Ocupados en cómo atravesar la pandemia primero y en su propia supervivencia, al mismo tiempo, la clase dirigente no piensa en el día después, sino en cómo quedarse con la...

Opina Deporte

Todos los días sale el sol

Por: Pablo Llonto

Por suerte quedan periodistas deportivos en la Argentina. Que asoman día a día desde los medios más variados y que gracias a esta democratización de la informaciòn que la Argentina...