RADIO
en vivo

Todo el veneno que destila la camarilla deportiva (Niembro, Pasman, Caruso y mil más) se desliza por los medios de comunicación cual si fuesen los lamentos de una generación que se despide.

Ojalá algún día ocurra.

Especialistas en pisar al caído abundan en la Argentina. Son aquellos a quienes el desprecio por los demás se combina con sus aires de superioridad y prepotencia al punto de cuestionar a los Di María, los Agüero y los Messi, con el solo afán de conseguir un puntito más en sus programas, o una palmadita por la calle, siempre y cuando no le ensucie el último modelo que lucen.

La Selección perdió de nuevo. Y no jugó bien. Nada nuevo en los últimos tiempos, sólo que los sabelotodos del periodismo deportivo, entre los cuales nunca brillaron los anteriormente nombrados, aún creen que con dos gritos de histeria de la prensa, las cosas en el deporte se transforman.

Los futbolistas argentinos que se ponen la camiseta están en el momento de mayor sufrimiento. Hay que empezar una etapa y el consejo que más han aceptado es que agachen la cabeza y arranquen de cero. Nada fácil para quienes se codean con las luces, el dinero, las cámaras y esa especie de cielo que es la idolatría popular. Es el baño de humildad que se reclamó. Y que unos cuantos periodistas necesitan desde hace décadas.

La etapa del seleccionado es la de reconocer que ya no hay espacio para sobrar a los demás, ni estímulos alentadores que lleguen desde los cuadros costados. Hoy la manera de recuperar la confianza – aún en las derrotas- es la humildad llevada al máximo extremo.

No será fácil. Frente a ellos está el insoportable periodismo deportivo que sueña con el premio “al periodista-entrenador”, aquel que cree que sabe cuál jugador es el que debe estar en el campo de juego en el momento justo, y que se desvive por andar mostrando el cuchillo entre los dientes y pidiendo despidos a mansalva.

Es, casi-casi, la vida del periodista de fútbol en nuestro país. Si no ganás, ándate. SI no traes la Copa sos un inservible.

Ahora hablan del aspecto generacional. Solicitan que rueden las cabezas de los últimos exponentes de aquella selección subcampeona del mundo en 2014. Y hasta se atreven con Messi, a quien, de no mejorar las cosas en estas próximas horas de la Copa América Brasil 2019, le cavarán la fosa, lo pondrán en cuclillas y le colocarán el pie sobre la espalda para empujarlo hasta que caiga.

¿Atropello a la razón?

Qué duda cabe. La humildad en el periodismo hace rato que la expulsaron. Desde aquellos tiempos noventosos en que la dupla relator-comentarista del monopolio ganaba más dinero que los futbolistas, desde los tiempos en que la maldita TV hizo lo que hizo con la prensa, ya no hay lugar para los periodistas que comentan los partidos, los escenarios deportivos, la competencia, o los momentos históricos de un deporte, con la sapiencia de quien admite que hay etapas y etapas. Con la preocupación de quien ha investigado sobre todo lo que rodea a una Copa. Y que lo mejor para levantar cabeza es un reconocimiento de cuánto tenemos, cuánto valemos y cuánto hay que pelear desde abajo.

Los tiempos difíciles se transitan sin resultados al alcance de la mano. Y la paciencia es una hermana que, pronto muy pronto, llega para ayudarte. Le tenemos fe a los equipos que vendrán. También al periodismo que vendrá, el de los muy jóvenes.

Será el hermoso tiempo de la revancha.

COLUMNISTAS

Actualidad

Reflexiones en la previa del segundo debate presidencial

Por: Redacción

Hoy en la previa del segundo debate presidencial de cara a las elecciones del próximo domingo 27, en un dúplex entre América y la señal A24, Luis Majul condujo un...

Libros y Lecturas

El ciego y el dinero falso

Por: Juan Terranova

Lunes. Escribo sobre leer y qué leer y cómo leer en este diario y nunca escribo sobre el género “diario” en sí. Practicarlo, practicar el género, me resulta más simple...

Actualidad

Carlin: "Las penas para los independentistas catalanes son muy desproporcionadas…

Por: Redacción

John Carlin es un destacado periodista y escritor de origen británico, que hace una semana fue deportado de Venezuela, país al que había llegado para participar de una serie de...

Hiper Show

True Detective, la serie que renovó el género policial en televisión

Por: Redacción

En la emisión de ésta semana del programa Bebedores Seriales por Radio Berlín, la serie analizada fue True Detective. El conductor Gabriel Corrado se refirió a ésta ficción norteamericana de...

La Política

¿Y si Macri logra llegar a la segunda vuelta?

Por: Luis Majul

(Columna publicada en Diario El Cronista) Una ola de renovada energía atraviesa al presidente Mauricio Macri y un pequeño pero influyente grupo de hombres y mujeres: cada vez parecen más...

Hiper Show

Blutrach: "El público de teatro es el primer comunicador y la mejor publicidad"

Por: Redacción

Buenos Aires es una de las plazas del mundo con más variedad en la cartelera teatral. Solo superada por Nueva York y Londres, nuestra ciudad ofrece un menú de opciones...

Crónicas + Desinformadas

Debate, debate que algo quedará

Por: Cicco

Más allá de quién fue el más sólido y quién el más endeble, hay cierto encanto malicioso en ver a los candidatos debatir en la arena pública. Ya no es...

Opina Deporte

Marionetas de cartón

Por: Pablo Llonto

Se dice que los periodistas pretenden saber de todo. Y así se manifiestan cada vez que abrimos nuestras bocazas.