En el país endeudado y en ruinas que nos dejan, el fútbol no podía ser la excepción. En semanas más (o tal vez días) sabremos si el campeonato local se paraliza o no.

Bajo el mayoritario silencio del periodismo deportivo, enganchado en estupideces tales como el Viagra que consume Pagani (fue el tema en el programa Estudio Fútbol, de TyC Sports, reproducido por los sesudos editores de Infobae que ya no saben con qué llenar su portal), la actualidad de buena parte de los clubes de fútbol que adeudan salarios a los trabajadores futbolistas, transcurre pasivamente entre los últimos días del invierno.

Invierno en todos los sentidos. Ya lo sabemos de ver el sufrimiento que recorre las calles y también los campos de entrenamiento de varias instituciones.

Se están pagando las consecuencias del viva la pepa desatado desde arriba. La mala fe de contraer deudas en dólares para que las paguen otros, o para que se paguen con dinero de quienes no firmaron esos contratos, siempre dejó consecuencias y muchas heridas.

Lo peor de estos tiempos es la pasiva conducta de una serie de periodistas que, a sabiendas de lo que ocurría, nada dijeron. 

Los cheques rechazados a Rosario Central, el último de ellos el pasado 14 de agosto por 2.060.000 pesos, reveló una vez más el gran tema que pretendieron esconder muchos silenciadores de noticias. De tanto firmar contratos o acuerdos en dólares, con un dólar que llevaron a casi 60 pesos para que se beneficiaran los peces gordos de siempre, el club rosarino colgó sueldos de junio, julio aguinaldo y bonos por participación en la Copa Libertadores.

Por otra parte, los empleados del club, el pasado viernes, reclamaban el sesenta por ciento de sus sueldos.

Otros clubes están en la misma y Sergio Marchi, el titular de Futbolistas Agremiados, anuncia la posibilidad de un paro. Como siempre, la plata que servirá para tapar la deuda, seguramente aparecerá a último momento, siempre de la mano de quien pasará a ser “nuevo acreedor”.

La Superliga, este invento de morondanga que no vino a poner ni orden, ni felicidad al fútbol argentino, expone que no es un problema de proyectos, de organización, ni de estructuras. Los problemas son de personas que están al frente de algunos clubes y que siguen la política del “que lo pague Dios”, sabiendo que las consecuencias más terribles irán en contra de los intereses del que menos tiene, el laburante de los clubes, el hincha humilde, el socio humilde.

Se habla de Independiente, Huracán y Arsenal. Y otros en el ascenso. Si tuviésemos un periodismo que investiga, tendríamos confirmaciones.

Pero vieron, el Viagra es más importante.

COLUMNISTAS

Actualidad

Teijeiro: "Si salen a correr, no deben tener cruzamientos con otros corredores"

Por: Redacción

En las próximas horas el Gobierno anunciará las nuevas medidas de restricción social en el marco de la estrategia contra el coronavirus, y que tal como afirman los trascendidos, extenderá...

Hiper Show

Stranger Things, una de las series más exitosas de Netflix

Por: Redacción

En tiempos de cuarentena, Netflix ha sido uno de los grandes ganadores. Millones de personas encerradas en sus casas han tenido el tiempo suficiente para mirar y descubrir muchas más...

Actualidad

¿Qué puede pasar en EEUU luego de la ola de masivas protestas?

Por: Redacción

Luego de varios días de protestas en numerosas ciudades de Estados Unidos, hoy todo parece indicar que en principio ha comenzado a retornar la calma. Las movilizaciones se iniciaron en...

Actualidad

Este domingo en La Cornisa: ¿Hay un plan para el día después?

Por: Redacción

Este domingo 7 de junio a las 20:30 por La Nación +, La Cornisa planteará dos interrogantes: ¿Hay un plan para el día después? ¿Es legítimo insistir con la idea...

Crónicas + Desinformadas

Viejitos como Clint Eastwood

Por: Cicco

Si la expectativa de vida de uno se alarga, a pesar de la amenaza de pestes y acabóses planetarios, qué bueno sería de viejo ser como Clint Eastwood, que acaba...

Actualidad

Sabignoso: "La capacidad para responder a un eventual incremento de casos es muy ampl…

Por: Redacción

El progresivo y veloz crecimiento de la curva de contagiados de coronavirus en el país (con el mayor porcentaje en el AMBA) abre interrogantes sobre el sistema de salud local...

La Política

¿Nadie piensa en el día después?

Por: Luis Majul

Ocupados en cómo atravesar la pandemia primero y en su propia supervivencia, al mismo tiempo, la clase dirigente no piensa en el día después, sino en cómo quedarse con la...

Opina Deporte

Todos los días sale el sol

Por: Pablo Llonto

Por suerte quedan periodistas deportivos en la Argentina. Que asoman día a día desde los medios más variados y que gracias a esta democratización de la informaciòn que la Argentina...