Las recientes opiniones del entrenador del Santos (Sampaoli) o de Gimnasia y Esgrima La Plata (Maradona) y tantos otros en defensa de la democracia y pronunciándose en contra del sangriento golpe fascista en Bolivia, no hacen otra cosa que confirmar que muchas veces los protagonistas del deporte poseen mayor claridad que los miles de periodistas que hoy se enorgullecen de su tibieza o de su falsa neutralidad.

Se puso de moda, en los últimos años, autodefinirse como “nosotros somos de Corea del centro” para mostrarse – como periodistas - dueños de una supuesta y fantasmal objetividad y neutralidad que jamás existió ni existirá. Así deambulan periodistas deportivos en la vida, revolcándose en ese ni nefasto y cobarde que no es otra cosa que ponerse del lado de los poderosos.

Ya sucedió en el periodismo argentino de los años 70 cuando el noventa y nueve por ciento de las “figuras” de la prensa deportiva, guardó silencio con los crímenes de la dictadura y jamás alzaron la voz por la democracia.

Los buenos ejemplos de los deportistas que se pronuncian en contra de las expresiones de estas oleadas violentas y racistas que intentan apropiarse de América Latina, deberían extenderse y formar parte del lenguaje cotidiano que necesitamos en el deporte y en la prensa deportiva. Como se necesita también que lo hagan en el espectáculo y en la prensa del espectáculo y en decenas más de variables de esta profesión. En cada sección, en cada porción del periodismo es imprescindible que cada cual ocupe sus lugares sin medias tintas. 

Callarse acerca de las atrocidades que se viven en Bolivia, o que comete el gobierno de Piñera, bajo el argumento de “nosotros sólo hablamos de deporte” es cometer el mismo crimen periodístico que durante años ayudó a que los bárbaros cometan las mayores violaciones a los derechos Humanos en nuestra historia. Esta forma de hacer periodismo tóxico, tuvo su cuota mundial de vergüenza cuando durante los Mundiales miles de relatores, comentaristas, escribas, creían que lo mejor era mirar para otro lado.

Muy bien han bautizado otros colegas a los militantes periodistas de la llamada “Corea del centro” como los periodistas de la “Corea del pero”.

Así, entre boca cerrada y boca cerrada, se limitan a observar como una serie de jugadores toman partido y se la juegan por el respeto a los derechos humanos y a las decisiones de las mayorías populares. ¿Para cuándo su pronunciamiento? ¿Van a esperar a que algún seleccionado se ausente de una competencia para ver de qué lado de la grieta están?

Así nos ha ido cuando la prensa pierde el respeto a la Constitución, y pierde toda idea de cuál es el rol que cumplimos. 

Como tantas veces, son los deportistas los que empiezan primero.

Triste rol el de tanto cronista, comentarista, vestuarista que anda por ahí, como esos que gritan por la tele, preocupados por el don oportunista de Riquelme, o por la banal cotidianeidad de nuestros equipos de fútbol.

En momento de mucha pena para los pueblos, dan pena.

COLUMNISTAS

La Política

Cómo desarmar la máquina de destruir periodistas

Por: Luis Majul

(Columna publicada en diario La Nación) La estrategia de demolición de periodistas tiene una potencia inusitada y recursos abundantes. La desproporción de fuerzas es abrumadora. De un lado, una sola...

Actualidad

Quirós: "Desde el principio dijimos que si era necesario, se volvería a medidas más r…

Por: Redacción

Hoy comenzó en el AMBA una nueva etapa de la cuarentena con un regreso a la fase 1. El aumento de los contagios, el marcado ascenso de la curva de...

Crónicas + Desinformadas

¿Qué hacer con los runners?

Por: Cicco

¿Qué debemos hacer con los runners, esa gente que, ante el primer indicio de relajación de cuarentena, se calza prendas flúo y sale cual estampida de toros a correr y...

Opina Deporte

Precisiones, Scola, precisiones

Por: Pablo Llonto

La dura crítica de Luis Scola durante una entrevista de Hernán Sartori en Clarín necesita de algunas precisiones, Y de unos cuantos nombres que Scola debe dar. Estaría bueno que...

La Política

Estrategia de demolición de periodistas

Por: Luis Majul

Esta es la crónica de una estrategia de demolición. Este texto, junto a una serie de demandas penales y civiles contra algunas personas algunos y medios, está siendo presentado ante...

Hiper Show

"Vivir sin permiso", atrapante serie española que suma cada vez más seguidores

Por: Redacción

Las series que se transmiten en las diferentes plataformas de streaming han aumentado su público en gran medida durante el confinamiento social impuesto por la pandemia del coronavirus. Pero claro...

Actualidad

Estol: "El virus está en la gente y se extiende cuando encuentra más gente"

Por: Redacción

Hoy en la emisión del programa La Cornisa por la señal La Nación Más, el médico Conrado Estol fue entrevistado por Luis Majul. En el intercambio el profesional analizó el...

Libros y Lecturas

La escuela neolacaniana

Por: Juan Terranova

Lunes. Si buscamos desfallecer el ritmo del significante, deberíamos empezar por salir de Twitter. ¿Ritmo? Pienso en una historia que sea la historia alemana del lobo y la lavandera, contada...