Las elecciones nacionales y las celebradas el domingo en Boca se parecen. O al menos nos debemos una conjetura apresurada a pocas horas de momentos decisivos para el país y, quizás, para una parte del manejo deportivo en la Argentina.

Quien causa daños, debe pagar por lo que hizo. Hay quienes huelen que éste fue el mensaje dado por los votantes por doble vía. Se lo dijo buena parte del pueblo a Macri el 27 de octubre; se lo dijo buena parte del pueblo boquense a Macri (perdón, a Angelici, o doble perdón, a su candidato Jorge Gribaudo) en la noche de la votación en la Bombonera.

Claro que los daños son incomparables. El daño al primero de los pueblos se refleja en asuntos graves: hambre, desocupación, desesperanza, caída del salario y jubilaciones, represión, gatillo fácil.

El daño boquense es más emocional. Ausencia de victorias internacionales, quedar en el camino de la mano de River y otras minucias estadísticas que son leves para nosotros y evidentemente dolorosas para los socios y los hinchas de Boca.

Aún el periodismo se debe dos análisis serios, con las respectivas consultas y recorridos de barrios y calles (algo que muy pocos periodistas hacen en la Argentina): conocer más detalles de la realidad y el sentimiento de las mujeres y los hombres que fueron a votar. Saber de las razones de un voto.

Por eso, por ejemplo, no tenemos una valoración sensata y reflexiva de los valores tenidos en cuenta por los 20.000 socios que le dieron el aval a Ameal-Pergolini-Riquelme.

¿Se trata solamente de una búsqueda de resultados en la cancha? ¿Hay otra visión del aspecto dirigencial? ¿Tuvo que ver la frase del nuevo presidente “el peso de la economía de Boca cae en las espaldas de los socios” y se hartaron de tanta expoliación a los hinchas con las cuotas?

Las coberturas de la realidad social suelen ser esporádicas y malas en el periodismo en general, y en la prensa deportiva en particular. El periodismo de celulares y escritorio, y de roscas y viajes, ha ido creciendo en el país al tiempo que honrosas excepciones pateaban y patean los barrios, los clubes y los escenarios de vida cotidiana para poner una oreja en el pueblo. Nuestros periodistas especialistas en conocer las palpitaciones de los gremios, los barrios, las villas, los lugares de trabajo, sólo existen en algunos medios alternativos.

Por eso los resultados de las elecciones (ambas) carecen en los medios comerciales de análisis periodísticos.

Es entonces que uno debe recurrir a analistas o la suave almohada de nuestra tibia iluminación. En una columna como esta, dedicada al análisis de medios, no hay otra salida que la ocurrencia de un título y un comienzo como el de las líneas de arriba.

Dudamos de las transformaciones profundas en Boca por parte del trío ganador. No parecen ir hacia el destino de un nuevo concepto social de los clubes y los vemos más arrimados a los asuntos exclusivos del fútbol profesional. ¿Se habrá tratado simplemente de un voto castigo en la búsqueda de la Libertadores?

Como verán, poco y nada sabemos. Ojalá aparezcan en breve, los cronistas especializados en Boca que aporten más claridad al asunto y podamos saber si es cierto que hay algo más que “el que daña, paga”.

COLUMNISTAS

La Política

Cómo desarmar la máquina de destruir periodistas

Por: Luis Majul

(Columna publicada en diario La Nación) La estrategia de demolición de periodistas tiene una potencia inusitada y recursos abundantes. La desproporción de fuerzas es abrumadora. De un lado, una sola...

Actualidad

Quirós: "Desde el principio dijimos que si era necesario, se volvería a medidas más r…

Por: Redacción

Hoy comenzó en el AMBA una nueva etapa de la cuarentena con un regreso a la fase 1. El aumento de los contagios, el marcado ascenso de la curva de...

Crónicas + Desinformadas

¿Qué hacer con los runners?

Por: Cicco

¿Qué debemos hacer con los runners, esa gente que, ante el primer indicio de relajación de cuarentena, se calza prendas flúo y sale cual estampida de toros a correr y...

Opina Deporte

Precisiones, Scola, precisiones

Por: Pablo Llonto

La dura crítica de Luis Scola durante una entrevista de Hernán Sartori en Clarín necesita de algunas precisiones, Y de unos cuantos nombres que Scola debe dar. Estaría bueno que...

La Política

Estrategia de demolición de periodistas

Por: Luis Majul

Esta es la crónica de una estrategia de demolición. Este texto, junto a una serie de demandas penales y civiles contra algunas personas algunos y medios, está siendo presentado ante...

Hiper Show

"Vivir sin permiso", atrapante serie española que suma cada vez más seguidores

Por: Redacción

Las series que se transmiten en las diferentes plataformas de streaming han aumentado su público en gran medida durante el confinamiento social impuesto por la pandemia del coronavirus. Pero claro...

Actualidad

Estol: "El virus está en la gente y se extiende cuando encuentra más gente"

Por: Redacción

Hoy en la emisión del programa La Cornisa por la señal La Nación Más, el médico Conrado Estol fue entrevistado por Luis Majul. En el intercambio el profesional analizó el...

Libros y Lecturas

La escuela neolacaniana

Por: Juan Terranova

Lunes. Si buscamos desfallecer el ritmo del significante, deberíamos empezar por salir de Twitter. ¿Ritmo? Pienso en una historia que sea la historia alemana del lobo y la lavandera, contada...