• 00luismajul.jpg
  • 01pablollonto.jpg
  • 02cicco.jpg
  • 03javierportafouz.jpg
  • 04adrianamado.jpg
  • 05juanterranova.jpg
  • 06sebastiandidomenica.jpg

 

Hipercritico RSS Hipercritico en Twitter Hipercritico canal Youtube Hipercritico en Facebook


   

DOS PELÍCULAS ARGENTINAS DOS/ 
Dos, dos, dos, dos, dos

tODOS TENEMOS UN PLA Y DOS MAS DOS/Por: Javier Porta Fouz. Con Adolfo Aristarain sin hacer una película en años, sin el cada vez más llorado Fabián Bielinsky, y con Juan José Campanella metido en la larguísima producción de Metegol, el cine argentino que puede unir alto estándar de calidad con llegada masiva se hace cada vez más difícil de encontrar. Pero uno busca lleno de esperanzas, y así se topa con dos películas como Dos más dos y Todos tenemos un plan.

Dos más dos es una película que suena bien y se ve bien. Bah, “bien”; en realidad con profesionalismo técnico. Y sí, es cierto que Adrián Suar es, de los actores, el que está mejor. Bah, “mejor”; en realidad es el único que tiene su papel bien aprendido, un papel que hace en casi todas sus películas, y cada vez con menor esfuerzo. Y eso, un actor al que no se le nota tanto el esfuerzo, es un rasgo bienvenido en el cine, en especial en el argentino. Los otros, Juan Minujín, Julieta Díaz, Carla Peterson y Alfredo Casero, andan a los tumbos, a puros parlamentos imposibles y retorcimientos extraños que tal vez se hayan pensado para alcanzar un punto de combinación entre lo sensual y lo gracioso. Los cuatro han estado mejor en otras películas, sobre todo Minujín en Vaquero. Acá a todos les tocan diálogos de un altísimo nivel de tilinguería, con palabras que indicarían algún tipo de sociolecto buscado pero no encontrado: “qué bueno que vinieron”, “relajate”, “disfrutá”, “comida étnica”, “pollo thai”, “película coreana”. La sobredosificación de malos diálogos, cocinados a velocidad televisiva y puestos en personajes que no los dicen sino que apenas los soportan y se los sacan de encima, podría hacer pensar en una parodia aberrante. Pero no, no es el caso, entre otras pruebas por la musicalización penosa de Iván Wyszogrod, otro que puede hacer mucho mejor las cosas y lo ha probado muchas veces (por ejemplo en Gatica, el mono). Aquí abusa de unos saxos risibles en pose de seducción automática y nada imaginativa en la vieja senda de Fausto Papetti, y ni que hablar de la canción del momento crucial swinger de las dos parejas, del baile que motiva, de la falta de gracia general. En fin, cine condescendiente, torpe, simplón, asediado por su “concepto de venta”, como lo fueron Propuesta indecente o Atracción fatal. Relato con cierre abrupto, a partir de suceso desencadenante construido a escondidas del espectador y sin desarrollo, con oposiciones binarias (enamorado/no enamorado, pizza/comida étnica, etc., rubia/morocha, rubio/morocho). El ambiente, como muchas veces en este cine argentino de plástico, va de la cama al living y también del country a Puerto Madero y a la casa con pileta, sin cagadas de perros visibles. Cine de consumo interno, encerrado por y en sus directivas de venta. Y, por último, es un deber cívico informar que en Dos más dos aparece otra vez la obsesión presente en muchas comedias argentinas del protagonista masculino con el culo masculino, su culo masculino, el “hombre argentino profesional casado” y su culo puesto en un altar. Que si se lo tocan, que si le meten un dedo, que la puntita, que la travesti, y que por dios, a estas alturas. Todo es tan vetusto y pavote que hasta es triste. Liberen los culos y el cerebro, la comedia y el cine. Y el dólar.

Todos tenemos un plan es una película más seria, está en el camino del cine, en la senda de la búsqueda respetuosa del género. Un thriller sobre gemelos, la idea del doble, etc. Dos, dos, dos. Viggo Mortensen (un gran actor, acá preso de una película para que se luzca “el protagonista que hace dos papeles”) interpreta a dos gemelos llamados Agustín y Pedro, en innecesaria e irrelevante referencia a los Almodóvar. Uno urbano, otro no. El urbano tomará el lugar del otro, y se verá, como el taxidermista interpretado por Ricardo Darín en El aura, en medio de planes que empieza a entender mediante fragmentos que se esfuerza en unir. También, como en El aura, se harán presentes la oposición entre cobardía/valentía y la posible salida de la zona de confort. Pero lo que en El aura se disponía con extraordinaria capacidad narrativa, acá se presenta con una esforzada caligrafía fílmica que a medida que pasan los minutos arrastra una pesadez que va aniquilando la película poco a poco. A esa caligrafía herrumbrosa se suma una obsesión por la dosificación informativa pausada, que deriva en lentitud y, peor, evidencia lo abrupto (la marca del anillo en la última entrada de la escasa Soledad Villamil), lo rimbombante (el diálogo que hace referencia al título), lo ridículo-telúrico (la admonición de la señora sentada) y lo sin resolver (en la secuencia final hay un personaje metido por ahí sin necesidad y que no se sabe a dónde va). Y por último, en una película seria hasta la solemnidad, hay una o dos referencias al fanatismo de Mortensen por San Lorenzo. Referencias que, de forma microscópica, llaman la atención sobre una de las tantas amenazas que se ciernen sobre nosotros. Lo peor que le puede pasar al cine argentino es sumarse al provincianismo festivo (aunque será cada vez más luctuoso) al que se dirige sin pausa y cada vez más deprisa la vida en Argentina.

Hipercrítico en Twitter:
http://www.twitter.com/hipercritico

{moscomment}

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

La Cornisa Radio

CHARLA CON ECONOMISTA

La economía y los datos del desempleo en Argentina

¿Cuáles son las reales estadísticas del desempleo en Argentina? Según el Indec, hay un siete por ciento de desocupados en el país, pero las consultoras privadas sostienen que ese número llega a un poco más de nueve. ¿Cómo se puede explicar que exista una diferencia tan importante entre un relevamiento y otro? Para responder la pregunta y para conversar sobre la situación económica actual, Gastón Rossi dialogó con Luis Majul en La Cornisa Radio. El economista, ex viceministro de Economía y socio de Martín Lousteau en la consultora LCG analizó las diferentes variables y respondió lo siguiente: "Al desmenuzar los datos del INdec se ve una sorpresiva caída de la actividad. Gente que perdió el empleo, pero que en vez de seguir buscando otros empleo para completar ingresos en el hogar, salieron del mercado laboral. Y ese aspecto es central para lograr la información que expone el INDEC y para sostener que la tasa de empleo se haya mantenido constante"

Leer Más...

HUMOR Y MÚSICA

Ránking Ganando Amigos: "¿Por qué paramos?"

Escuchá el tema musical de esta semana del ránking de canciones Ganando Amigos. El primer puesto: "¿Por qué paramos?", de Moyano, Barrionuevo, Capitanich y Los Carneros Negros. Uno más de los grandes hits del humorista David Rotemberg, que forma parte del certamen denominado Ránking Ganando Amigos de Rotemberg Discográfica y que se escucha en La Cornisa Radio.

Leer Más...

Hipercrítico Extra

MIÉRCOLES 22 HS CANAL Á

Llega Un mundo con periodistas

Un mundo con periodistas es un programa de televisión basado en una investigación que determinó quienes son los hombres de prensa más influyentes de los últimos 40 años. Un mundo con periodistas consiste en entrevistas a los profesionales elegidos, realizadas, de manera alternativa, por Luis Majul, Pablo Marchetti y Pablo Sirvén, para Canal á.

Leer Más...


Desde el Miércoles 6 de Agosto

Banco Ciudad

 

Lomas de Zamora - Policía local

La Cornisa - Domingos 22:30 hs por América TV

Hipercrítico TV

Twitter

Destacadas

DANIEL MEJÍA DESDE BOGOTÁ

"Cuando el negocio de la droga empieza a crecer, la violencia se vuelve de proporciones incontrolables"

Declaración del colombiano Daniel Mejía Londonio, director del Centro de Estudios sobre Seguridad y Drogas e investigador de la Universidad de Los Andes, en La Cornisa Radio el 4 de marzo de 2014. Link a la nota