• 00luismajul.jpg
  • 01pablollonto.jpg
  • 02cicco.jpg
  • 03javierportafouz.jpg
  • 04adrianamado.jpg
  • 05juanterranova.jpg
  • 06sebastiandidomenica.jpg

 

Hipercritico RSS Hipercritico en Twitter Hipercritico canal Youtube Hipercritico en Facebook


   

DOS PELÍCULAS ARGENTINAS DOS/ 
Dos, dos, dos, dos, dos

tODOS TENEMOS UN PLA Y DOS MAS DOS/Por: Javier Porta Fouz. Con Adolfo Aristarain sin hacer una película en años, sin el cada vez más llorado Fabián Bielinsky, y con Juan José Campanella metido en la larguísima producción de Metegol, el cine argentino que puede unir alto estándar de calidad con llegada masiva se hace cada vez más difícil de encontrar. Pero uno busca lleno de esperanzas, y así se topa con dos películas como Dos más dos y Todos tenemos un plan.

Dos más dos es una película que suena bien y se ve bien. Bah, “bien”; en realidad con profesionalismo técnico. Y sí, es cierto que Adrián Suar es, de los actores, el que está mejor. Bah, “mejor”; en realidad es el único que tiene su papel bien aprendido, un papel que hace en casi todas sus películas, y cada vez con menor esfuerzo. Y eso, un actor al que no se le nota tanto el esfuerzo, es un rasgo bienvenido en el cine, en especial en el argentino. Los otros, Juan Minujín, Julieta Díaz, Carla Peterson y Alfredo Casero, andan a los tumbos, a puros parlamentos imposibles y retorcimientos extraños que tal vez se hayan pensado para alcanzar un punto de combinación entre lo sensual y lo gracioso. Los cuatro han estado mejor en otras películas, sobre todo Minujín en Vaquero. Acá a todos les tocan diálogos de un altísimo nivel de tilinguería, con palabras que indicarían algún tipo de sociolecto buscado pero no encontrado: “qué bueno que vinieron”, “relajate”, “disfrutá”, “comida étnica”, “pollo thai”, “película coreana”. La sobredosificación de malos diálogos, cocinados a velocidad televisiva y puestos en personajes que no los dicen sino que apenas los soportan y se los sacan de encima, podría hacer pensar en una parodia aberrante. Pero no, no es el caso, entre otras pruebas por la musicalización penosa de Iván Wyszogrod, otro que puede hacer mucho mejor las cosas y lo ha probado muchas veces (por ejemplo en Gatica, el mono). Aquí abusa de unos saxos risibles en pose de seducción automática y nada imaginativa en la vieja senda de Fausto Papetti, y ni que hablar de la canción del momento crucial swinger de las dos parejas, del baile que motiva, de la falta de gracia general. En fin, cine condescendiente, torpe, simplón, asediado por su “concepto de venta”, como lo fueron Propuesta indecente o Atracción fatal. Relato con cierre abrupto, a partir de suceso desencadenante construido a escondidas del espectador y sin desarrollo, con oposiciones binarias (enamorado/no enamorado, pizza/comida étnica, etc., rubia/morocha, rubio/morocho). El ambiente, como muchas veces en este cine argentino de plástico, va de la cama al living y también del country a Puerto Madero y a la casa con pileta, sin cagadas de perros visibles. Cine de consumo interno, encerrado por y en sus directivas de venta. Y, por último, es un deber cívico informar que en Dos más dos aparece otra vez la obsesión presente en muchas comedias argentinas del protagonista masculino con el culo masculino, su culo masculino, el “hombre argentino profesional casado” y su culo puesto en un altar. Que si se lo tocan, que si le meten un dedo, que la puntita, que la travesti, y que por dios, a estas alturas. Todo es tan vetusto y pavote que hasta es triste. Liberen los culos y el cerebro, la comedia y el cine. Y el dólar.

Todos tenemos un plan es una película más seria, está en el camino del cine, en la senda de la búsqueda respetuosa del género. Un thriller sobre gemelos, la idea del doble, etc. Dos, dos, dos. Viggo Mortensen (un gran actor, acá preso de una película para que se luzca “el protagonista que hace dos papeles”) interpreta a dos gemelos llamados Agustín y Pedro, en innecesaria e irrelevante referencia a los Almodóvar. Uno urbano, otro no. El urbano tomará el lugar del otro, y se verá, como el taxidermista interpretado por Ricardo Darín en El aura, en medio de planes que empieza a entender mediante fragmentos que se esfuerza en unir. También, como en El aura, se harán presentes la oposición entre cobardía/valentía y la posible salida de la zona de confort. Pero lo que en El aura se disponía con extraordinaria capacidad narrativa, acá se presenta con una esforzada caligrafía fílmica que a medida que pasan los minutos arrastra una pesadez que va aniquilando la película poco a poco. A esa caligrafía herrumbrosa se suma una obsesión por la dosificación informativa pausada, que deriva en lentitud y, peor, evidencia lo abrupto (la marca del anillo en la última entrada de la escasa Soledad Villamil), lo rimbombante (el diálogo que hace referencia al título), lo ridículo-telúrico (la admonición de la señora sentada) y lo sin resolver (en la secuencia final hay un personaje metido por ahí sin necesidad y que no se sabe a dónde va). Y por último, en una película seria hasta la solemnidad, hay una o dos referencias al fanatismo de Mortensen por San Lorenzo. Referencias que, de forma microscópica, llaman la atención sobre una de las tantas amenazas que se ciernen sobre nosotros. Lo peor que le puede pasar al cine argentino es sumarse al provincianismo festivo (aunque será cada vez más luctuoso) al que se dirige sin pausa y cada vez más deprisa la vida en Argentina.

Hipercrítico en Twitter:
http://www.twitter.com/hipercritico

{moscomment}

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

La Cornisa Radio

CHARLA CON SERGIO BERENSZTEIN

¿Cómo puede llegar a impactar en las Paso la denuncia contra Aníbal Fernández?

Por la cercanía en el tiempo, ya que se hizo público el último domingo, hoy se hace muy difícil analizar desde las encuestas la influencia que puede llegar a tener en las elecciones primarias del próximo domingo, la polémica denuncia (del programa de TV PPT) que sostiene que Aníbal Fernández, jefe de Gabinete y pre candidato a gobernador, está ligado al narcotráfico y al triple crimen de General Rodriguez. Para analizar posibles consecuencias de la misma, Luis Majul dialogó en La Cornisa Radio con Sergio Berensztein. El consultor y analista político señaló en primer lugar que la reflexión se debe realizar desde la prudencia: "En principio en estos casos se re confirman prejuicios o visiones previas. Y el segmento de gente con posiciones menos firmes, al avanzar la cuestión, puede modificar posiciones. El impacto mayor siempre se da en el votante indeciso"

Leer Más...

EN DIÁLOGO CON MAJUL Y NELSON

Brito habló sobre el buen momento financiero y furbolístico de River

Según señalan diferentes datos e indicadores, River en la actualidad atraviesa un buen momento económico y financiero, luego de superar una situación muy difícil que se extendió por varios años. Para hablar de esta nueva realidad de River, que se suma a los buenos resultados a nivel campeonatos, Luis Majul y Walter Nelson dialogaron en La Cornisa Radio con Jorge Brito, vicepresidente primero de ese club. En la charla, el dirigente señaló: "Un club con 140 millones de pesos de déficit operativo era inviable, porque eso obligaba a vender únicamente para pagar el déficit. Cambiamos esa lógica, para lograr estar equilibrados o con superávit, y este año vamos a cerrar con esa situación" En la charla, Brito también habló del buen momento futbolístico:

Leer Más...

Hipercrítico Extra

EN MARGEN DEL MUNDO

Se presenta el libro Guarangadas K, de Diego Bigongiari

El jueves 6 de agosto, a las 19 horas, Diego Bigongiari presentará su libro "Guarangadas K, Crónica de doce años de groserías, descaros y maltratos kirchneristas" con una mesa debate junto a Ceferino Reato y Gustavo Noriega, y la moderación de Luis Majul. El encuentro se realizará en Margen del Mundo, Concepción Arenal 4865 esquina Warnes, CABA.

Leer Más...


 

Margen del Mundo Radio de Autor

Twitter