RADIO
en vivo

Domingo. Soñe que iba a visitar a Ricardo Piglia a una casa custodiada. Había efectivos militares en un gran playón de entrada. Algunos incluso hacían ejercicios de combate. A la casa entraba con un grupo de escritores de mi generación, algo fantasmales. Ellos tenían miedo. Yo no, yo quería hablar con Piglia. Unas mujeres nos llevaban a una sala decorada con objetos blancos. Era una salón bastante pop, amplio, algo sesentista. Piglia llegaba y yo quería hablar con él, sí, pero él no hablaba. Después se iba con ese gesto tan definido que tenía de desinterés por las cosas desconocidas.

Lunes. Sale una novela bélica que escribí sobre Malvinas. Hay un telépata, espías soviéticos, coraje que pasa inadvertido, un poco del aceite siniestro de la Argentina del siglo XX.

Martes. El extravío de marzo. Trato de concentrarme. Hay zonas de mi Drive a las que no quiero ir y otras a las que sí. Las que elijo siempre son residuales como si empezara el paseo por el basural. Mi escritorio en línea, mis archivos, my own private pantano mental. Was ever woman in this humour woo'd?

Miércoles. Leo sobre la “melancolía agitada” de Cotard. Pero esta época me toca la “melancolía simple” según Emil Kraepelin. Lehrbush der Psychiatrie, 8ª Edición. Barth, Leipzig (1909-1913). Traducción de Clara Manzano. Editorial Polemos. Argentina. 1996. Resumen psicopatológico del texto de Kraepelin. Clasificación de la melancolía según tipos clínicos y gravedad. ¿La melancolía simple? Inhibición psíquica simple, sin delirio ni trastornos sensoriales. Cognición: pensar, embotado, tonto, sin ideas, todo se mezcla. Y vemos una falta de comprensión. Lectura, conversación. “No puedo leer, no me centro.” Falta de atención, sin memoria. Fatigado, abatido, vacío. Nada le causa placer, sin interés, ni alegría. “Sólo ve lo negro y lo difícil” dice Kraepelin. Terrible. Sin embargo, lo peor es: “No puedo leer, no me centro.”

Jueves. Una compañera de trabajo: “Ayer se ahorcó el tipo que atendía un kiosco en la facultad donde trabaja mi marido. Se colgó. Cerraron el kiosco, que queda en el patio, y pasaban los alumnos y nadie paró de hacer nada. Antes de que llegara la ambulancia o la policía, lo mandaron a mi marido a congelar la cuenta sueldo del ahorcado. Y no pararon de trabajar, creo que eso es lo peor. Y después vino una ambulancia y se lo llevaron. Y él me llamó y me contó todo eso, y no reaccionaba.” Después otro compañero de trabajo me dijo que en una reunión que tenía su novia con jefes de la empresa donde trabaja se murió un directivo de cuarenta y siete años de un paro cardiaco. Me lo imaginé cayéndose sobre una mesa larga y rodeado de sillas, respirando con dificultad. Los gritos. Nadie lo toca. Convulsiona. Se detiene. Convulsiona un poco más. Se muere.

Viernes. El domingo es 2 de abril. Pienso un poco en Coleridge: “Water, water, every where,/ Nor any drop to drink.”

 

 

COLUMNISTAS

Crónicas + Desinformadas

Al infinito y más allá

Por: Cicco

Las llaman superpotencias del espacio. Y hasta semanas atrás, sólo cuatro naciones habían logrado entrar en ese extraño podio con aires futuristas: China, Rusia y Estados Unidos. Ahora, acaba de...

Opina Deporte

El periodismo deportivo de duelo

Por: Pablo Llonto

Guillermo Tagliaferri, Walter Raiño, Waldemar Iglesias, Eduardo Menegazzi, Sergio Danishewsky, Natalia Figueroa, Diego Díaz, y podemos escribir casi sesenta nombres más. Usted no los conoce, o poco sabe de ellos...

La Política

Hacer periodismo contra la corriente y los votos

Por: Luis Majul

Pocas veces he recibido tanto llamados de colegas y de ciudadanos de a pie para felicitarme por la nota que hicimos con el excontador arrepentido de la familia Kirchner, Víctor...

Hiper Show

Jorge Suárez: "Tuve la fortuna de hacer grandes obras en 40 años de teatro"

Por: Redacción

El reconocido actor Jorge Suárez, que se ha destacado en innumerables personajes de obras teatrales, y a su vez en recordados roles para tiras de televisión, en la actual temporada...

Actualidad

Dante Sica en La Cornisa

Por: Redacción

La semana pasada se anunciaron una serie de medidas que buscan aliviar la crisis económica, y que intentarán mejorar las posibilidades de compra en general de los sectores más golpeados...

Libros y Lecturas

Un cajón para el Jueves Santo

Por: Juan Terranova

Lunes. Las palabras que más uso: nada, todo, todos, nadie. Las uso mucho. No sé por qué. Nada, todo, todos, nadie. En ese orden podrían componer un mantra moderno.

Crónicas + Desinformadas

Joyas de ayer ofertas de hoy

Por: Cicco

La vida avanza tan rápido que es suficiente con echar una miradita a las liquidaciones para ver que muchos de esos objetos hoy tirados y amontonados a precio de ganga...

Hiper Show

Corrado y Segade sobre la serie "Sherlock" en Bebedores Seriales por Radio Berlí…

Por: Redacción

Todos los miércoles a las 20 horas por Radio Berlín, Gabriel Corrado y Mario Segade hacen el programa Bebedores Seriales, una propuesta radial sobre series de TV y vinos, y...