DEL MORO - DE PINEDA - LUSSICH - GERMAN - GUIDO

Por Leni Gonzalez - @LenideEscalada Por más trituradora que parezca, cambiar las caras en la televisión es tarea difícil. Pasan de a cientos pero pocas quedan y se mantienen porque la fuerza de la costumbre es mucho más poderosa que lo nuevo y diferente (las mujeres lo saben bien pero, tranquis, con eso hoy no nos metemos). No obstante la innovación sea un delirio lujoso que la tele no pueda permitirse seguido, tampoco puede ni debe prescindir del cambio por cuestiones generacionales, por tendencias y modas, por ajustes económicos y caídas de rating, o porque siempre -por suerte- habrá alguien que se arriesgue a apostar fuerte.

La cosecha de panelistas nunca se acaba pero conductores de tevé identificados por su estilo, solo florecen pocos. Reinaron, reinan y reinarán apenas un ramillete de nombres. Sin abrir ningún paraguas al olvido, éstos son los cinco (o seis) presentadores/animadores/conductores que de “nuevos” no tienen nada pero sí pueden considerarse el recambio consolidado. Si bien el grupo oscila de entre los 38 y 43 años (eso dicen), no se reduce a una cuestión de edad. Alejandro Fantino, por ejemplo, tiene poco más pero ejerce el protagonismo bastonero hace rato. Estos nombres están instalados pero todavía suenan frescos, diferentes entre sí y quizá sean -todos o algunos- las caras de la tele por mucho tiempo. O integrarán una futura y agorera nota sobre promesas incumplidas. Pero dejemos eso y vayamos a nuestro top five de varones especialmente diseñados para la venta y lustre de los contenidos en pantalla.

Santiago del Moro
El conductor de Intratables llegó para quedarse porque tiene con qué. Pasó el examen del salto de los chimentos de la farándula a manejar un programa sobre política y actualidad poblado de fauna diversa, desde universitarios a chapuceros, experimentados y novatos, donde logra cada noche domar los gritos y los lugares comunes. Sin poseer un background especializado, sabe qué preguntar, cuándo detenerse a escuchar y a quién cortar a tiempo. Nobleza obliga, hace tiempo su mirada fija al espectador me resultaba mefistofélica. Pero cambió ese matiz, ganó en calidez y despliega una condición poco común: lo vemos crecer en cámara. No tiene límite.

Iván de Pineda
Que quede claro: todos y todas queremos ser Iván de Pineda (Resto del mundo, Pasapalabra, Los 8 escalones). Viajar por el planeta, leer y recordar, disfrutar los detalles, conocer los paraísos del diseño y ser amado porque sí, porque el tipo es un encanto. Es único porque sus virtudes no abundan pero en la tele directamente no existen: en el reino del dogma y la repetición, es culto y curioso (el orden no importa pero no hay uno sin lo otro) y sobre todo, es empático con lo que lo rodea, por lo tanto es humilde, ergo es sabio (o cumple la condición para eso). Correpto, diría Susana, la combinación es imbatible: lindo, sólido y respetuoso, al punto de fumarse en cámara al fallecido Sofovich, su antítesis existencial. Chapeau, Iván, por subir la vara.

Rodrigo Lussich
La maldad garpa. Hay ejemplos. En pequeñas dosis hace bien porque necesitamos saber que la mugre no es solo la nuestra y hasta brilla como las motas de polvo cuando un rayo de luz las visibiliza. Lussich tiene la chispa justa para ese foco. Hiperquinético, gracioso, con timing. Y ambicioso. Por eso para su metier se inventó un personaje bastante más barrial que él mismo. Aunque en Polémica en el bar continúa con sus “bombas”, hace poco empezó el camino de tomar distancia de los chimentos, abandonó Infama (no quería compartir la conducción con Pía Shaw) y pidió pista a la actualidad tanto en la segunda mañana de radio Belgrano como en las noches de Canal 26 con Vas a ver! Resignó un canal abierto por el cable para tener su oportunidad, un objetivo del que no se distrae y tiene su mérito.

Guido Kaczka
La cara lo ayuda y él aprovecha. Es el eterno adolescente, el de look naïf aunque se ponga traje y corbata. Como Marley, su especialidad es conducir programas de juegos y concursos para premios, arengar participantes y crear suspenso antes de dar la respuesta correcta, como en A todo o nada y Los 8 escalones (De Pineda es jurado). Posiblemente sea el único que convoca un público más joven que él mismo, un logro para nada menor en una televisión abierta cada vez más lejos de los teenagers.

Germán Paoloski
Periodista deportivo virado al diario completo, otro ejemplo visitado, a Paoloski le fue bárbaro en Pura química y en el Diario de medianoche, nada bien en el reality Operación triunfo, la banda y el magazine La mesa está lista, y continúa en Nunca es tarde, el late show de Fox Sport, donde se lo ve comodísimo y cuenta, además, con un partenaire soñado para ese formato como Diego Barassi. Su marca personal es el toque cheronca y seductor y una gran fluidez para pasar de un tema a otro siempre con un guiño o una ironía: en ese tono es donde encuentra su mejor versión.

-Bonus track: Roberto Funes Ugarte

FUNES
“Robertito”, quien fuera uno de los preferidos de Cristina Kirchner (lo elogió públicamente) no tuvo por ahora su oportunidad en la tele abierta pero sostiene un lugar preferencial en C5N como movilero y conductor de Noches mías. El tipo no es lindo no es alto, no es modelo ni es actor pero tiene estilo propio, “paquete jamás tilingo” (como le enseñó Mónica Cahen D' Anvers). Puede hacer notas mientras está esquiando o pasearse entre excéntricos sin dar frivolón, le queda bien, no es forzado, no presiona ni sofoca, es picante pero no irrespetuoso. El mal rato que pasó cuando se conocieron unas declaraciones desafortunadas dichas entre compañeros de trabajo fue una porquería de quienes lo hicieron. Yo lo banco.

Crónicas + Desinformadas

Dos décadas sin George Harrison

Por: Cicco

Pasaron 20 años de la partida de George Harrison y su ida parece ayer. George no sólo fue un guitarrista irrepetible: un loco que llegó incluso a dar vuelta sus...

La Política

¿Por qué a Cristina nadie se le anima?

Por: Luis Majul

(Texto de la columna de apertura de Luis Majul en el program +Voces en LN+ del 30 de noviembre de 2021) En el medio de un nuevo récord del riesgo...

Actualidad

Rubinstein: "Omicron apareció en África porque tiene muy bajo porcentaje de vacunados…

Por: Redacción

El mundo otra vez está en alerta ante la aparición de una nueva variante del coronavirus. Se llama Omicron y es una mutación que se generó en Africa. Los países del...

Opina Deporte

La levedad del dolor

Por: Pablo Llonto

El crimen del juvenil Lucas González de Barracas, cometido por un grupo de policías de la Ciudad de Buenos Aires, no sólo desenmascaró una vez más la política de gatillo...

Mundo Cine

Festivales, movimiento y psicópatas, parte 2

Por: Javier Porta Fouz

En la competencia de la Seminci -o el festival de cine de Valladolid, dicho con menor precisión pero con mayor comunicabilidad; o sea peor dicho- había dos películas nórdicas que...

Libros y Lecturas

El camino a Roma

Por: Juan Terranova

Lunes. Mavrakis: “Ya no hay más diarios personales de la pandemia a pesar de que la pandemia todavía persiste. Ese negocio simplemente se desvaneció en el aire.” Es una afirmación...

Crónicas + Desinformadas

El nuevo video game de invertir

Por: Cicco

Nunca en la historia hubo tanta facilidad para invertir los ahorros en cuestión de segundos. Ahora hasta existen apps que permiten comprar criptomonedas en un abrir y cerrar de ojos...

Opina Deporte

El divismo

Por: Pablo Llonto

En una reciente nota de Maximiliano Uria en el suplemento deportivo de Clarín, Carlos Marinelli, el ex jugador de Club Parque, Argentinos, Boca y Middlesbrough, dejó una serie de reflexiones...